Portal Minero informó que se estarían generando una serie de problemas en la construcción de uno de los proyectos más emblemáticos de Codelco, Chuquicamata Subterránea. Uno de los más importantes sería la demora generada en los túneles de ventilación, que tiene una extensión cercana a los 2 kilómetros y que se ha visto afectado por lo difícil del suelo donde se emplaza, que lo hace muy vulnerable a derrumbes y, además, porque ha aflorado agua, algo que pareciera estar dentro de la normalidad de este tipo de obras.

No obstante, a nivel extraoficial ya se comienza a hablar de dos años de retraso, lo que podría generar un impacto en la entrada en operación de la faena, que según el último catastro de inversiones de Cochilco, corrió su puesta en marcha para 2019 (en el informe publicado en 2013, se hablaba de 2018).

De todos modos, este será uno de los temas que revelarán las auditorías que se están realizando en los distintos proyectos estructurales de Codelco y que se conocerían durante este mes (noviembre), para sincerar su estado y plazos de ejecución, tras la llegada del nuevo Presidente Ejecutivo, Nelson Pizarro.

Fuentes de la estatal indicaron que los problemas que se han producido en la construcción no serían parte de la ruta crítica del proyecto y, por lo tanto, no habría efecto. En tanto, otras fuentes consultadas, explicaron que estos posibles atrasos se podrían haber generado en los últimos meses, ya que en marzo no había indicios de aquello.

Edición Digital