El diario chileno La Tercera informó que el presidente del directorio de Codelco, Oscar Landerretche, dijo en entrevista con Reuters que anunciará en los próximos meses si habrá “malas noticias” -como atrasos- en la entrada de sus proyectos estructurales.

Landerretche dijo, en el marco de la semana del cobre de la Bolsa de Metales de Londres, que la estatal dirá “la verdad” sobre el estado de los proyectos. “Pedí a Nelson Pizarro (presidente ejecutivo de Codelco) un análisis honesto. Si hay malas noticias, las diremos”, aseguró.

La posibilidad de demoras en la realización de los proyectos forma parte de un análisis encargado a Pizarro, que debería estar listo antes de fin de año.

Sin embargo, Landerretche dijo que cualquiera sea el resultado del análisis, la cuprera no podía descartar ninguno de sus tres grandes proyectos: Andina, Chuquicamata y El Teniente (que requieren una inversión conjunta de US$ 6.223 millones, a 2018). Agregó que luego que el gobierno comprometiera US$ 4.000 millones de aporte, el financiamiento de estas iniciativas no puede ser “una excusa” para su no realización. “Vamos a darlo todo para todos los proyectos”, dijo Landerretche, quien agregó que de no hacerlo,  la cuprera “desaparecerá para 2030”.

Codelco necesita unos US$ 30.000 millones en los próximos cinco años para implementar sus proyectos estructurales, y para contrarrestar la baja en las leyes de sus reservas. Con la implementación de estos proyectos, la estatal pretende elevar su producción sobre los dos millones de toneladas anuales.

Landerretche, además, confirmó que la emisión de deuda, que acompañará los recursos entregados por el Estado, se realizará dentro de los próximos dos meses.

El Senado despachó en forma unánime el proyecto de capitalización de Codelco, que además lo autoriza a contraer endeudamiento. La iniciativa pasó a su tercer trámite legislativo y de ser aprobado, quedaría en condiciones para su promulgación.

Edición Digital