La minera australiana Strike Resources -que cuenta con proyectos de hierro en Cusco y Apurímac- evalúa la posibilidad de desprenderse de algunas concesiones mineras en el Perú para mediados del próximo año.

Tras una revisión estratégica llevada a cabo por la minera en abril pasado, Strike cerró oficinas en Perú. Sin embargo, un número de socios manifestó su interés de llevar a cabo un "due diligence" en los activos de Strike Resources en el Perú, aunque esta transacción aún no ha concluido."La compañía mantiene un número grande de concesiones en el Perú. No todas están relacionadas al proyecto Apurímac de manera directa, y Strike puede considerar desprenderse de algunas de sus concesiones secundarias (non-core) en junio del 2015, cuando hayan vencido sus pagos anuales".

Edición Digital