La Corporación Minera de Bolivia (Comibol) detectó la existencia de un yacimiento de uranio en el departamento de Santa Cruz, según informó el presidente de esa entidad, Marcelino Quispe.

El hallazgo se produjo al realizar un estudio de prospección preliminar en el noreste de esa región, dijo Quispe, según la agencia estatal ABI.

"No hay cálculos, es una prospección preliminar donde sabemos que existe ese elemento esencial para la energía atómica con usos pacíficos, hay que trabajarlo", precisó.

El presidente de la Comibol informó que esa corporación inició acercamientos con Rusia y Francia para captar inversiones y concretar el proceso de exploración del yacimiento, lo cual tendría un costo estimado de entre 15 y 20 millones de dólares.

El Gobierno boliviano ha manifestado en varias ocasiones su intención de desarrollar un programa civil de energía atómica, para lo cual ha anunciado la creación, este año, de un consejo especializado.

Edición Digital