El proyecto cuprífero Toromocho, en el que el Gobierno del Perú cifra sus esperanzas para una posible recuperación económica del país, produciría este año menos de lo que todos habían previsto, según las últimas proyecciones que dio a conocer Eva Arias, presidenta de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE).Explicó que ese proyecto, a cargo de Compañía Minera Chinalco, alcanzará su capacidad plena de producción, de 300,000 toneladas métricas finas (TMF) de cobre, recién para el próximo año.

Vale recordar que la citada empresa, originalmente, había previsto producir 250,000 TMF de concentrados, pero luego informó que su producción para este año llegaría hasta167.000 TMF, (o 13,916 TMF mensuales). La titular de la SNMPE, señaló que si bien habían proyectado alcanzar poco más de 120,000 TMF para este año, el último reajuste que han dado es de 100,000 TMF."Esa mina comenzó a operar el pasado 10 de diciembre, y como toda nueva instalación que inicia producción, tiene ajustes que hacer, y esos ajustes a veces toman meses", explicó Arias. A esto, se sumó el cierre de mina aurífera Pierina, la baja producción de oro de Barrick y de Yanacocha, que se pudo revertir con el proyecto Conga, todavía paralizado. De otro lado, advirtió que -aparte de las conocidas ampliaciones de minas grandes y puesta en marcha de algunas otras iniciativas- no hay nuevos grandes proyectos mineros previstos en el país.

Edición Digital