Un sistema de trabajo en plena oscuridad durante siete horas, permitirá a la mina aurífera sanjuanina de Gualcamayo en Argentina, con la ayuda de una cinta transportadora, duplicar su producción el año que viene.

GualcamayoSegún informó el “Diario de Cuyo”, una mina que actualmente produce 2.500 toneladas de mineral al día, volumen que se duplicará a partir de 2015 con el rendimiento a pleno de la cinta transportadora que se inauguró formalmente, junto con la oficialización de la mina subterránea.

“El mineral –explicó el diario local- se extrae de la zona Quebrada del Diablo Bajo Oeste. El cuerpo mineralizado se encuentra aproximadamente a unos 500 metros por debajo de la superficie y tiene una forma similar a la de una pelota de rugby. A lo largo de su vida útil (estimada en 7 años y con posibilidades de proyección a más) la mina producirá 1 millón de onzas de oro”.

La mina ubicada en San Juan tiene dos túneles paralelos, Rampa Oeste que es el principal y por donde circulan el personal, vehículos y equipos, y Túnel Rodado, que se usa para el servicio; por allí sale el aire viciado de la mina gracias a un sistema de ventilación. También se lo utiliza para ingresar agua y aire comprimido que se usan en las faenas diarias.

Gualcamayo Subterránea, la sección recientemente inaugurada, no es una mina profunda, pero sí desarrollada horizontalmente, según explicó “San Juan Minero”, el suplemento especializado de “Diario de Cuyo”.

La explotación del mineral se realiza actualmente en tres niveles, el 1.834, 1.850 y 1.880 que es la cota sobre el nivel del mar. La boca del túnel se encuentra a 2.200 msnm.

“Al pasar la boca de túnel el primer nivel al que llegamos es al 1.850 y de allí a un nivel superior (1.880) y otro inferior (1.834), para 2016 hay proyectados dos niveles más. El 1.850 que es el principal está prácticamente terminado y en el 1.880 se están terminando de desarrollar las galerías. El 1.834 es el que ahora tenemos en desarrollo”, explicó el jefe de mina subterránea, Francisco Romero.

En la galería inferior se usan las perforadoras con martillo a la cabeza y en la galería superior perforadoras con martillo de fondo, que tienen la ventaja de perforar grandes longitudes con mínima desviación. Según Romero, la forma geométrica excavada en la roca es denominada “caserón” y una vez que este se ha explotado completamente se procede a rellenarlo con material estéril, es decir, que no contenga oro.

Terminada la perforación se procede a la carga de explosivos para producir la excavación del mineral, que será colectado por la galería inferior mediante palas mecánicas de bajo perfil. Luego el mineral es trasladado en cintas para ser triturado y posteriormente dispuesto en el “Valle de lixiviación” que es donde inicia el proceso de recuperación de los metales.

Actualmente trabajan en la mina subterránea 465 personas entre personal de Minas Argentinas (MASA), la subsidiaria de Yamana Gold en Gualcamayo, junto al de la empresa Redpath, la contratista que colabora en la excavación. En cuanto al personal de MASA, 45 personas de la zona de influencia como Jáchal, Guandacol y Villa Unión, fueron reclutadas y formadas en operación para equipos de subterránea mediante un programa con este fin y según datos aportados por Daniel Meneses, coordinador de entrenamiento.

Edición Digital