El Gobierno de la Provincia de Catamarca, Argentina, luego de una serie de negociaciones y reuniones mantenidas tanto con el operador de Agua Rica (Yamana Gold Inc), como con las principales autoridades de Minera Alumbrera, requirió al operador del proyecto minero definiciones sobre el futuro del mismo, considerando que en marzo de 2011 éste suscribió con Minera Alumbrera una carta de intención sobre opción para adquirir Agua Rica, de cuatro años.

Esta requisitoria se llevó a cabo, considerando que el Gobierno de Catamarca precisa definiciones claras al respecto, ya que se trata de un yacimiento con reservas medidas y probadas que compite a nivel mundial y que garantizaría la continuidad del desarrollo minero provincial, el ingreso de recursos para las finanzas públicas provinciales y municipales y el sostenido impulso de proveedores de bienes y servicios, que viene realizando esta gestión con un fuerte compromiso para con los catamarqueños.

Fue así que Minera Alumbrera resolvió que renuncia a la exclusiva opción de compra de dicho yacimiento, y devuelve tal prerrogativa a Yamana Gold Inc, quien deberá definir los pasos a seguir y plasmarlos en un plan de acción, que la provincia le solicitó al tomar conocimiento de tal decisión, y para lo cual se concretará una reunión la próxima semana. Así lo informaron de manera conjunta las autoridades de Minera Alumbrera y Yamana Gold Inc al Gobierno de la Provincia de Catamarca. Asimismo, Minera Alumbrera se comprometió a continuar con sus proyectos presentes (Bajo de la Alumbrera) e intensificar los futuros (Bajo El Durazno) en la Provincia.

El Gobierno de Catamarca convencido de que solo con acciones políticas claras, que viene implementando desde que asumió la actual gestión, se logra el desarrollo minero de la región, aplicará a este proyecto las mismas reglas que empleó con los otros proyectos mineros que están en marcha y que implicaron, entre otras cosas, un importante incremento en las compras de bienes y servicios a proveedores locales y en la toma de mano de obra catamarqueña.

Pero también está persuadido de que solamente esto se logrará, y que la puesta en marcha de Agua Rica redundará en beneficio de la Provincia, si tiene el consenso y el respaldo de todos los actores involucrados: empresas locales, municipios y población en general.

Edición Digital