En el marco de la conferencia Atacamamin se presentaron los últimos avances de esta iniciativa y de los proyectos Cerro Negro Norte, Rajo Inca, Candelaria 2030 y Caserones.Esta semana sería publicado el estudio de factibilidad del proyecto de cobre y hierro Santo Domingo, impulsado en la región de Atacama por la minera canadiense Capstone (70%) y la empresa estatal coreana Kores (30%).

Este fue uno de los anuncios realizados en el marco del simposio minero Atacamamin 2014, evento organizado por Corproa y Grupo Editorial Editec, y que se desarrolló con gran éxito de público en Copiapó.

En el marco de un bloque especial enfocado en los proyectos mineros que se impulsan en esa zona del país, el presidente y gerente general de Minera Santo Domingo, Juan Carlos Alfaro, dio a conocer la culminación del estudio de factibilidad de esta futura faena, el cual tomó casi dos años. No obstante, advirtió que todavía quedan por delante importantes desafíos para sacar adelante el emprendimiento, como la eventual estrategia de financiamiento del mismo -si es que lo socios aprueban llevarlo a cabo-, avanzar en el proceso de evaluación ambiental, obtener la concesión marítima para el puerto propio en el sector de Punta Roca Blanca y obtener un contrato de suministro eléctrico a precios competitivos.

La iniciativa, según los datos presentados, considera  una inversión de entre US$1.500 y US$1.800 millones, en tanto que una vez en operación produciría del orden de las 250.000 ton de concentrado de cobre anuales y cuatro millones de ton de concentrado de hierro.

También en materia de hierro, Cap expuso el avance de Cerro Negro Norte, operación que aportará  unos cuatro millones de ton de pellet feed por año, y contempla una dotación de 400 trabajadores propios y entre 450 y 500 de colaboradores. Según lo señalado en Atacamamin, ya están realizando el comisionamiento y las pruebas con carga de las instalaciones para su pronta puesta en marcha.

En tanto, en etapa de prefactibilidad se encuentra hoy el proyecto Rajo Inca, de División Salvador de Codelco. Este considera la explotación a rajo abierto del yacimiento, con una producción en los primeros años a una tasa de 35.000 tpd alimentando a la planta actual y una tasa de proceso con expansión del orden de 130.000 tpd. Produciría concentrado de cobre y de molibdeno.

Francisco Costabal, vicepresidente desarrollo de negocios y administración Sudamérica de Freeport McMoRan, expuso el proyecto Candelaria 2030 que da continuidad operacional a esta faena. El ejecutivo dijo que hacia fines de año esperan tener aprobado el estudio de impacto ambiental; el pasado 14 de mayo respondieron primera adenda.

Finalmente, Ricardo López, subgerente general de Minera Lumina Copper, dio a conocer las novedades del proyecto Caserones. Informó que el 15 de mayo se efectuó el cierre técnico de la construcción del proyecto de capitales japoneses, y que a fines del mismo mes se dio inicio al ramp up de la línea de concentrado de cobre. El objetivo es tener la primera producción comercial en agosto próximo.

Edición Digital