La inversión fue realizada por la firma Minas Paraguay en Paso Yobai, departamento del Guairá, para la adquisición de nuevas sofisticadas maquinarias a fin de garantizar la producción de oro con una pureza de hasta el 90 por ciento, aseguró Steven Kleaver, empresario neoyorquino al frente de la firma en Paraguay.

Mina Paso YobaiEsperan lograr dicha calidad “una vez que terminen los montajes de las maquinarias de la nueva planta, para cuya adquisición se ha invertido un poco más de un millón de dólares americanos. En tanto también una buena cantidad de dólares para el montaje de las maquinarias, por lo que esperamos poder quitar oro en una o dos semanas luego de que concluyan los trabajos”, dijo el ejecutivo.

Según Steven Kleaver actualmente en Minas Paraguay trabajan en el área de explotación de oro 40 personas y 10 como personal de guardia, todos paraguayos. “De acuerdo a las estimaciones, con la nueva planta vamos a poder quitar lingotes de oro con una pureza de hasta el 90 por ciento. Toda la producción tiene colocación asegurada en el mercado internacional, para cuya operación tenemos las licencias legales a nombre de Minas Paraguay”, explicó el empresario minero.

Steven Kleaver informó igualmente que en la actualidad hay un mercado en franco crecimiento en Paraguay, cuyo mercado tampoco descarta proveer con el oro que explotarán en Paso Yobai.

Los empresarios mineros destacaron por otro lado que todo el personal que actualmente trabaja en Minas Paraguay, además de los mineros y personal de guardia que totalizan 50 personas también prestan servicios abogados y contadores que también son paraguayos.

Steven Kleaver destacó que actualmente Minas Paraguay mantiene una muy buena relación con los pobladores de Paso Yobai, quienes ya no quieren pelear y están muy tranquilos con la actividad de la empresa. “Precisamente mediante esa buena relación que mantenemos con la comunidad ya estamos pensando en cumplir con el compromiso social de la empresa. En ese sentido estamos proyectando, una vez que se tenga la producción real de oro, la construcción y el funcionamiento de un comedor para personas carenciadas de la zona”, en tanto que tampoco descartan otras actividades dentro del marco de la responsabilidad social de la empresa.

Edición Digital