El Diario de Cuyo informó que se ha dado fin a la campaña de verano 2013-2014 en el proyecto El Pachón, ubicado en el departamento de Calingasta. Actualmente todo el personal de la empresa se ha desmovilizado del campamento hasta la próxima campaña. Este año, la compañía Glencore no realizó tareas exploratorias nuevas durante la campaña. La empresa buscó optimizar el proyecto, reduciendo los costos del mismo y acelerando la planificación de construcción de caminos para volverlo más atractivo a los ojos de las altas esferas de la compañía de capitales anglo-suizos.

De esta manera, en caso de recibir el guiño del mercado, “la decisión de avanzar sea lo más concreta posible”. Todas las actividades de la concluida temporada tendieron al mantenimiento de caminos y terrenos. Mientras que a su vez, se abrieron dos campamentos nuevos en el proyecto. Según explicaron fuentes de la empresa, durante la última campaña no hubo inversión en infraestructura, pero sí en tareas vinculadas a la comunidad y a estudios ambientales. A su vez, comentaron que definitivamente este año hubo menos personal debido a la reducción de las mencionadas tareas exploratorias. “Tan sólo se realizaron tareas de mantenimiento, se han reforzado testigos y continuaron con los chequeos de base ambiental. La idea es continuar los estudios para presentar la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Sin embargo, no parece que podrá ser este año, debido a la situación que atraviesa la minería y a la volatilidad del valor del cobre en los mercados internacionales”, indicaron fuentes locales de Glencore. Las mismas fuentes de la compañía explicaron que la única posibilidad de que la DIA sea presentada durante el transcurso de 2014 es que el precio del cobre se “dispare muy positivamente” de manera que las autoridades de la empresa decidan avanzar en materia de tareas de campo.

El 2012 fue un año de espera pero “relativamente positivo” para el proyecto El Pachón, el cual viene amagando hace un tiempo con presentar de la Declaración de Impacto Ambiental. La última campaña 2013-2014 también fue de transición, ya que no se desarrollaron nuevas tareas exploratorias. Esto se debe a que el mega yacimiento ya se encuentra cuantificado y solo se necesita que las autoridades de la fusionada empresa apueste por avanzar, “siempre y cuando el mercado le brinde cierta seguridad al cobre”.

El yacimiento El Pachón se ubica en el departamento Calingasta, a una altura promedio entre los 3.000 y 4.220 metros sobre el nivel del mar, a sólo 5 kilómetros de la frontera con Chile. La comunidad más cercana al área del proyecto en el lado argentino es Barreal, que se ubica a una distancia aproximada de 150 kilómetros. Por el lado chileno, las localidades más próximas son San Agustín, en el Valle del Río Chalinga, y las ciudades de Salamanca e Illapel, todas estas localidades ubicadas en la provincia de Choapa. Debido a la proximidad con el vecino país trasandino, el proyecto de cobre y molibdeno se encuentra enmarcado en el “Tratado de Integración y Complementación Minera” suscrito en 1997 por Argentina y Chile y a un Protocolo Específico, que permitirá la salida de concentrados de minerales argentinos por el Océano Pacífico.

“Estamos muy satisfechos por el trabajo realizado durante la última campaña de trabajos, a partir del compromiso asumido en materia de seguridad y protección del ambiente, donde trabajamos con las empresas contratistas y los empleados de El Pachón logrando una campaña sin incidentes”, concluye el último comunicado emitido por la empresa a cargo del proyecto en relación al cierre de última la campaña.

Edición Digital