La empresa Chinalco ya concluyó los trabajos de ingeniería y construcción de la concentradora de cobre de Toromocho, mientras que el 99.2% de la planta de molibdeno está en la etapa final y la terminación de su construcción está prevista para abril próximo.

Hasta el 28 de febrero de este año, Chinalco ya invirtió US$ 3,388 millones en el proyecto de cobre Toromocho (Junín), de los cuales unos US$ 1,879 millones fueron desembolsados en proceso de planta e infraestructura, US$ 681 millones en costos de propiedad y US$ 482 millones en proyectos adicionales. Hasta fines de febrero desembolsó unos US$ 371.48 millones por la expansión del proyecto. Con todo ello, la empresa ya tendría invertido unos US$ 3,759 millones en ambas etapas de la operación.

Edición Digital